Enriquece tu viaje con valiosos tips y consejos. Selecciona la etapa abajo para descubrir más sobre el crecimiento de tu hijo..
TU EMBARAZO
Trimestre 2
El desarrollo de tu bebé
Tips para mamá
Nutrición
content area gradient
El desarrollo de tu bebé
A los 6 meses, tu bebé ya mide 28 centímetros y pesa alrededor de 660 gramos. Cuando tus seres queridos pongan sus oídos en tu vientre, ¡podrán escuchar el latido del corazón de tu bebé! 

La columna vertebral de tu bebé se desarrolla gradualmente y su cuerpo se desarrolla proporcionalmente, creando una figura esbelta. Su sentido del oído, gusto y tacto se han desarrollado. Puede escuchar tu corazón latir, y reaccionar a los sonidos más allá de tu viente. También puede diferenciar sabores dulces y amargos, y también responderá a tus caricias al contraer sus músculos, girar su cabeza y apretar sus puños.
Tips para mamá
Pon atención en tu postura y movimiento

No estés de pie por mucho tiempo, y recuerda equilibrar tu peso con ambas piernas, manténlas ligeramente abiertas para que los puntos de presión estén al centro de las plantas de tus pies, y así será menos agotador. Aproximadamente en la semana 20, puedes consultar a tu doctor acerca del uso de una faja para prevenir el dolor en la parte baja de la espalda. 

Prevenir el estreñimiento

Bebe suficiente agua por la mañana y ve al baño regularmente. También come suficientes frutas y verduras por su aporte de fibra, para apoyar la digestión. Mientras que tu vientre crece, las venas de tu pelvis se hinchan debido a la presión, volviéndote propensa a las hemorroides. Puedes utilizar toallas para bebé o toallas húmedas para limpiar cuidadosamente el área afectada después de evacuar. 

Cuida tus pezones

Si planeas amamantar, recuerda aplicar crema relajante o aceite de oliva en tus pezones después de bañarte, y con el pulgar y un dedo limpios, masajea gentilmente tus pezones y areola. Házlo por 5 minutos dos veces al día. Si tienes pezones planos o invertidos, debes revertir tus pezones desde la semana 17, para reducir los riesgos de un aborto espontáneo. Tu pezón debe ser sacado gentilmente y sostenido por un tiempo una vez al día.

Nutrición
Reduce o deja de consumir bebidas con cafeína o alcohólicas, ya que son reconocidas por que pueden causar abortos espontáneos y daño del cerebro fetal.

Cocina todos los alimentos completamente para evitar contaminación bacteriana. Eso significa que el pescado o la carne cruda están prohibidos.

Calcio
Necesitas entre 1200 - 1500 miligramos (mg) de calcio al día para generar los huesos y dientes de tu bebé; un corazón, músculos y nervios saludables. Las fuentes primordiales de calcio incluyen leche y productos lácteos. Sin embargo, evita la leche y productos lácteos no pasteurizados, ya que pueden contener bacterias que puedan dañar a tu bebé. También puedes incrementar tu ingesta con pastillas de calcio.

Hierro
Necesitas 27 miligramos (mg) de hierro al día para generar más hemoglobina (células rojas) y el crecimiento de placenta. El pescado y carnes como el pollo, carne magra y puerco contienen grandes cantidades de hierro. Los productos que no son a base de carne y que son ricos en hierro son los frijoles, las verduras y los granos. Sin embargo, evita productos de hígado, pues contienen grandes cantidades de Vitamina A, la cual es dañina para tu bebé que aún no nace; también evita el pez espada, marlin, tiburón y atún ya que son reconocidos por contener mercurio.

Proteína
Necesitas entre 80 - 90 gramos (g) de proteína al día para desarrollar el cuerpo de tu bebé. Trata de comer frijoles, carne magra, aves de corral, pescado, huevos, leche y productos lácteos. Sin embargo, evita el pez espada, marlin, tiburón y atún ya que son reconocidos por contener mercurio.

Ácido Fólico
Necesitas 600 microgramos (mcg) de ácido fólico al día para reducir el riesgo de defectos en el tubo neural de tu bebé, tales como espina bífida, y otros como labio leporino, paladar hendido y defectos del corazón. Puedes encontrar ácido fólico en las verduras verdes como col, chícharos y brócoli; y en frutas como plátanos y naranjas.

Vitamina B
La Vitamina B reduce el riesgo de deformidades fetales y enfermedades congénitas del corazón; desarrolla el cerebro y el sistema nervioso; y puede aliviar la náusea. Las Vitaminas B incluyen B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B6 (piridoxina), y B12 (cobalamina). Pueden encontrarse en panes fortificados, cereal, productos de granos enteros, puerco, frijoles y chícharos.

Tu ingesta diaria de Vitamina B debe ser así:
Vitamin B1: 1.4 milligramos (mg)
Vitamin B2: 1.4mg
Vitamin B6: 1.9mg
Vitamin B12: 2.6 microgramos (mcg)

Vitamina C
Necesitas 85 miligramos (mg) al día de Vitamina C para reparar el tejido, para el crecimiento y reparación de huesos, y para una piel sana. Las frutas cítricas como los limones, naranjas y uvas; así como verduras como el brócoli y la col son excelentes fuentes de Vitamina C.

Vitamina D

Necesitas 200 IUs (5 microgramos) de Vitamina D para mantener óptimos niveles de calcio y fósforo. El aceite de hígado de pescado, pescados grasos, huevos, leche y productos de cereal contienen Vitamina D.


Colina

Necesitas 450 miligramos (mg) de colina al día para incrementar el poder cerebral de tu bebé y protegerlo contra los defectos del tubo neural tales como espina bífida. La Colina puede encontrarse en la espinaca, productos de aves de corral, frijoles y pescado. Sin embargo, evita el pez espada, el marlin, el tiburón y el atún, ya que contienen mercurio.

friso nested image
side banner top
side banner background
side banner background
nested bloc image
Frisomum Gold Etapa 0
Para madres embarazadas y en lactancia
Frisomum Gold es la única leche para madres que contiene Prebióticos y Probiótiicos que apoyan la salud del organismo y minimiza el estreñimiento.
El desarrollo de tu bebé
Tips para mamá
Nutrición
A los 6 meses, tu bebé ya mide 28 centímetros y pesa alrededor de 660 gramos. Cuando tus seres queridos pongan sus oídos en tu vientre, ¡podrán escuchar el latido del corazón de tu bebé! 

La columna vertebral de tu bebé se desarrolla gradualmente y su cuerpo se desarrolla proporcionalmente, creando una figura esbelta. Su sentido del oído, gusto y tacto se han desarrollado. Puede escuchar tu corazón latir, y reaccionar a los sonidos más allá de tu viente. También puede diferenciar sabores dulces y amargos, y también responderá a tus caricias al contraer sus músculos, girar su cabeza y apretar sus puños.
Pon atención en tu postura y movimiento

No estés de pie por mucho tiempo, y recuerda equilibrar tu peso con ambas piernas, manténlas ligeramente abiertas para que los puntos de presión estén al centro de las plantas de tus pies, y así será menos agotador. Aproximadamente en la semana 20, puedes consultar a tu doctor acerca del uso de una faja para prevenir el dolor en la parte baja de la espalda. 

Prevenir el estreñimiento

Bebe suficiente agua por la mañana y ve al baño regularmente. También come suficientes frutas y verduras por su aporte de fibra, para apoyar la digestión. Mientras que tu vientre crece, las venas de tu pelvis se hinchan debido a la presión, volviéndote propensa a las hemorroides. Puedes utilizar toallas para bebé o toallas húmedas para limpiar cuidadosamente el área afectada después de evacuar. 

Cuida tus pezones

Si planeas amamantar, recuerda aplicar crema relajante o aceite de oliva en tus pezones después de bañarte, y con el pulgar y un dedo limpios, masajea gentilmente tus pezones y areola. Házlo por 5 minutos dos veces al día. Si tienes pezones planos o invertidos, debes revertir tus pezones desde la semana 17, para reducir los riesgos de un aborto espontáneo. Tu pezón debe ser sacado gentilmente y sostenido por un tiempo una vez al día.

Reduce o deja de consumir bebidas con cafeína o alcohólicas, ya que son reconocidas por que pueden causar abortos espontáneos y daño del cerebro fetal.

Cocina todos los alimentos completamente para evitar contaminación bacteriana. Eso significa que el pescado o la carne cruda están prohibidos.

Calcio
Necesitas entre 1200 - 1500 miligramos (mg) de calcio al día para generar los huesos y dientes de tu bebé; un corazón, músculos y nervios saludables. Las fuentes primordiales de calcio incluyen leche y productos lácteos. Sin embargo, evita la leche y productos lácteos no pasteurizados, ya que pueden contener bacterias que puedan dañar a tu bebé. También puedes incrementar tu ingesta con pastillas de calcio.

Hierro
Necesitas 27 miligramos (mg) de hierro al día para generar más hemoglobina (células rojas) y el crecimiento de placenta. El pescado y carnes como el pollo, carne magra y puerco contienen grandes cantidades de hierro. Los productos que no son a base de carne y que son ricos en hierro son los frijoles, las verduras y los granos. Sin embargo, evita productos de hígado, pues contienen grandes cantidades de Vitamina A, la cual es dañina para tu bebé que aún no nace; también evita el pez espada, marlin, tiburón y atún ya que son reconocidos por contener mercurio.

Proteína
Necesitas entre 80 - 90 gramos (g) de proteína al día para desarrollar el cuerpo de tu bebé. Trata de comer frijoles, carne magra, aves de corral, pescado, huevos, leche y productos lácteos. Sin embargo, evita el pez espada, marlin, tiburón y atún ya que son reconocidos por contener mercurio.

Ácido Fólico
Necesitas 600 microgramos (mcg) de ácido fólico al día para reducir el riesgo de defectos en el tubo neural de tu bebé, tales como espina bífida, y otros como labio leporino, paladar hendido y defectos del corazón. Puedes encontrar ácido fólico en las verduras verdes como col, chícharos y brócoli; y en frutas como plátanos y naranjas.

Vitamina B
La Vitamina B reduce el riesgo de deformidades fetales y enfermedades congénitas del corazón; desarrolla el cerebro y el sistema nervioso; y puede aliviar la náusea. Las Vitaminas B incluyen B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B6 (piridoxina), y B12 (cobalamina). Pueden encontrarse en panes fortificados, cereal, productos de granos enteros, puerco, frijoles y chícharos.

Tu ingesta diaria de Vitamina B debe ser así:
Vitamin B1: 1.4 milligramos (mg)
Vitamin B2: 1.4mg
Vitamin B6: 1.9mg
Vitamin B12: 2.6 microgramos (mcg)

Vitamina C
Necesitas 85 miligramos (mg) al día de Vitamina C para reparar el tejido, para el crecimiento y reparación de huesos, y para una piel sana. Las frutas cítricas como los limones, naranjas y uvas; así como verduras como el brócoli y la col son excelentes fuentes de Vitamina C.

Vitamina D

Necesitas 200 IUs (5 microgramos) de Vitamina D para mantener óptimos niveles de calcio y fósforo. El aceite de hígado de pescado, pescados grasos, huevos, leche y productos de cereal contienen Vitamina D.


Colina

Necesitas 450 miligramos (mg) de colina al día para incrementar el poder cerebral de tu bebé y protegerlo contra los defectos del tubo neural tales como espina bífida. La Colina puede encontrarse en la espinaca, productos de aves de corral, frijoles y pescado. Sin embargo, evita el pez espada, el marlin, el tiburón y el atún, ya que contienen mercurio.

Artículos de interés
Las madres embarazadas no deben consumir refrescos de cola
La mayoría de las madres saben que beber alcohol durante el embarazo es malo para el desarrollo fetal, por lo que en situaciones sociales, tienden a sustituirlo con refrescos de cola. Pero de hecho, las madres en los primeros 90 días de embarazo deben evitar tomar refrescos de cola, ya que la mayoría de ellas contienen sustancias tales como cafeína y clonidina, los cuales son estimulantes fuertes de los que se ha demostrado que causan deformidades en experimentos animales.
¿Cuáles frutas deben evitar las madres embarazadas?
Las mujeres embarazadas tienden a tener antojos por frutas que son un poco dulces y ácidas. Esto está bien mientras estés consciente de las propiedades de las frutas, escógelas cuidadosamente. Como ejemplo, las madres embarazadas que son anémicas deben reducir la granada y los chabacanos.
Consejos útiles de alimentación durante el embarazo
Una dieta bien balanceada y nutritiva en el embarazo te beneficia a ti y a tu bebé. No sólo le ayuda a tu bebé a desarrollarse bien en el vientre, también puede aliviar los malestares del embarazo tales como vómito, acidez, mareos y náusea. Checa tus necesidades nutricionales, etapa por etapa
email
email
email
email
Gracias por tu interés en los productos Friso.
Si tienes una pregunta, duda o comentario respecto a nuestros productos, servicios o la compañía, por favor llena esta forma.
Newsletter
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
phone icon
LÍNEA DE ATENCIÓN FRISO +52(33)36781600
Horario de oficina: Lunes a viernes de 9 a.m a 5 p.m