Enriquece tu viaje con valiosos tips y consejos. Selecciona la etapa abajo para descubrir más sobre el crecimiento de tu hijo..
Tu hijo a partir de 6 meses de edad
Artículos de interés
Artículos de interés
side banenr gradient
Manejo del cólico
Los bebés con cólico parecen tener dolor y es difícl tranquilizarlos. Este es un problema común en bebés de 2 a 3 semanas de edad, alcanza su peor estado en las 6 semanas y finalmente se resuelve sola cuando el bebé tiene 3-4 meses de edad. 
Causas del cólico
  • No se sabe aún qué causa el cólico.
  • Los expertos creen que los bebés tienen cólico a causa de la inmadurez de su sistema digestivo y nervioso.
  • Una gran incidencia de cólico sucede en bebés cuyas madres fumaron durante el embarazo o han fumado alrededor del bebé.
Manejo del cólico
  • Puedes estar tranquila de que es un problema benigno y que desaparecerá eventualmente. 
  • Intenta y conforta a tu bebé con abrazos, balanceos rítmicos, ir a caminar, baños tibios, cantar y masajearlo.
  • Está bien si acuestas a tu bebé y lo dejas llorar por un periodo corto. O dejas que un familiar se encargue mientras descansas. 
  • Sé paciente. Esto mejorará cuando tu hijo crezca.
  • Evita cambiar la fórmula de tu bebé frecuentemente.
  • Visita al médico si tu bebé tiene fiebre, vómito persistente, no parece ganar peso, o no deja de llorar cuando ya tiene 3-4 meses de edad. 
Artículos de interés
Manejo del cólico
Los bebés con cólico parecen tener dolor y es difícl tranquilizarlos. Este es un problema común en bebés de 2 a 3 semanas de edad, alcanza su peor estado en las 6 semanas y finalmente se resuelve sola cuando el bebé tiene 3-4 meses de edad. 
Causas del cólico
  • No se sabe aún qué causa el cólico.
  • Los expertos creen que los bebés tienen cólico a causa de la inmadurez de su sistema digestivo y nervioso.
  • Una gran incidencia de cólico sucede en bebés cuyas madres fumaron durante el embarazo o han fumado alrededor del bebé.
Manejo del cólico
  • Puedes estar tranquila de que es un problema benigno y que desaparecerá eventualmente. 
  • Intenta y conforta a tu bebé con abrazos, balanceos rítmicos, ir a caminar, baños tibios, cantar y masajearlo.
  • Está bien si acuestas a tu bebé y lo dejas llorar por un periodo corto. O dejas que un familiar se encargue mientras descansas. 
  • Sé paciente. Esto mejorará cuando tu hijo crezca.
  • Evita cambiar la fórmula de tu bebé frecuentemente.
  • Visita al médico si tu bebé tiene fiebre, vómito persistente, no parece ganar peso, o no deja de llorar cuando ya tiene 3-4 meses de edad. 
Consejos nutricionales y de lactancia para recién nacidos
Las mejores noticias acerca de la lactancia
  • Contiene proteínas digeribles.
  • Refuerza las defensas naturales de tu bebé. 
  • Tiene la temperatura correcta y ¡no requiere preparación! 
  • Los bebés que son alimentados con leche materna son menos propensos a tener cólico, infecciones respiratorias, estreñimiento, asma y alergias. 
  • Para las mamás, amamantar también quema más de 500 calorías al día, ¡ayudándote a recuperar el peso que tenías antes del embarazo!
Para una lactancia efectiva 
  • Trata y amamanta a tu bebé justo después de haber nacido. 
  • Ten a tu bebé contigo en el cuarto para que puedas alimentarlo cuando lo pida.
  • Evita hacer uso de fórmulas para poder maximizar tus oportunidades de amamantar efectivamente. 
  • Limita la comida y las bebidas que contienen cafeína, ya que pueden ocasionar que el bebé esté irritable o inquieto.
  • Sigue una dieta balanceada.
  • La lactancia puede ser un reto. No dudes en obtener ayuda si la necesitas. Hay mucha información en Internet, grupos de apoyo y pediatras que pueden dar un buen consejo.
  • Además de todas las ventajas de la leche materna, no debes sentirte culpable si decides dar a tu bebé leche de fórmula. Hay buenas fórmulas lácteas que pueden proveer una buena nutrición y promover el crecimiento y desarrollo.
Problemas comunes de la lactancia
  • Poca cantidad de leche – Esta es una preocupación común entre las madres. Una buena manera de decir que tu bebé está recibiendo la leche suficiente es cuando tienes que cambiar pañales 5 - 6 veces al día y tu bebé gana 14g de peso al día. Consejos para incrementar la cantidad de leche 
    • Aplica compresas tibias en el pecho antes de alimentar a tu bebé para mejorar la salida de la leche.
    • Alimenta a tu bebé frecuentemente - mientras más se alimenta tu bebé, más leche producirá tu cuerpo para cubrir sus necesidades. 
    • Trata de bombear tus pechos por 5-10 minutos después de alimentar para estimular la producción de leche. 
    • Masajea tus pechos durante la alimentación. 
    • Toma tiempo para descansar y relajarte. Involucra a tu familia para que te brinde ayuda y apoyo.
  • Pezones adoloridos – Esto es causado usualmente porque el bebé no se pega apropiadamente o no se posiciona correctamente. 
    Tips para prevenir pezones doloridos
    • No utilices jabón en el área de los pezones.
    • Utiliza un sostén de algodón cómodo, seco y limpio
    • Deja que los pechos se sequen con el aire durante 10 minutos después de alimentar a tu bebé.
    • Usa humectantes a base de lanolina. 
    • Masajea tu pecho mientras alimentas.
    • Asegúrate de parar la succión antes de remover al bebé de tu pecho.
    • Usa un paquete de hielo antes de alimentar y una compresa tibia después de alimentar.
    • Extrae un poco de leche con la mano antes de alimentar para suavizar la areola. 
    • Evita cojines o protectores de pezones con plástico.
    • Acude al doctor si el dolor no ha mejorado en unos días. Puedes tener mastitis - una obstrucción de los ductos de leche - y esto puede ocasionar una infección. 
  • Goteo – Esto es común, especialmente si es tu primer bebé. 
    Tips para el goteo
    • Utiliza protectores de pezones que no tengan plástico. 
    • Evita las conchas para pezones a menos que las necesites para mejorar la forma del pezón. 
    • Si el goteo ocurre por sobre producción, puedes mejorarlo al alimentar a tu bebé frecuentemente. 
  • Hinchazón – Esto es comun en madres cuyo bebé tiene 2 a 5 días. Esto también hace difícil que tu bebé succione y puede causar el aplanamiento de pezones o goteo. 
    Tips para prevenir o tratar la hinchazón 
    • Toma un baño caliente y usa un cojín caliente antes de alimentar. 
    • Masajea gentilmente el pecho hacia el pezón mientras alimentas a tu bebé.
    • Utiliza un sostén especial
    • Haz compresas frías de hojas de lechuga y déjalas en los pechos por 30 minutos aproximádamente. 
    • Intenta bombear tus pechos por unos minutos para aliviar la hinchazón.
  • Conductos Tapados – Esto ocurre cuando la leche no se acaba completamente en un área. Cuando esto sucede, sientes un fuerte bulto en una área de tu pecho. 
    Tips para aliviar los conductos tapados 
    • Una compresa caliente ayudará a incrementar el drenaje.
    • Descansa lo más que puedas. 
    • Alimenta a tu bebé tanto como puedas. 
    • Masajea tu pecho hacia el pezón cuando alimentes a tu bebé. 
    • Sabrás cuando los conductos tapados se destapen. El bulto y la tensión desaparecerán. 
  • Pezones invertidos o planos – Esto puede causar dificultades en la lactancia, aún así es posible hacerlo. 
    Tips para ayudar a tu bebé a sujetarse 
    • Exprime un pezón plano con tu índice y el pulgar para hacer más fácil que tu bebé lo sujete. 
    • También debes usar conchas para pezones por unas horas al día, especialmente durante el tercer trimestre, para ayudar a que salgan los pezones.
    • Intenta bombear un poco de leche justo antes de alimentar a tu bebé o coloca unas gotas de leche en tu pezón para estimularlo a que succione. 
  • Mastitis – Esta es una infección de las mamas que causa síntomas parecidos a la gripa. Incluye fatiga, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, náusea y vómito. También causa enrojecimiento en la mama afectada, hinchazón y tensión. La Mastitis puede ocurrir si tienes pezones agrietados, conductos tapados o hinchazón. 
Tips para ayudar a que tu bebé a succione
    • Descansa
    • Bebe más líquidos de lo normal.
    • Intenta y continúa con el amamantamiento.
    • Tu médico probablemente prescriba antibióticos por 10 - 14 días. 

Sobreviviendo las primeras semanas con tu recién nacido
Vinculándote con tu bebé
  • Es importante que comiences a vincularte con tu bebé tan pronto como sea posible.
  • Abrazar, acariciar, hablar y besar a tu bebé regularmente crea un vínculo fuerte con él.
  • Cuando sientes alegría y apego a tu bebé, y a cambio, tu bebé está tranquilo y cómodo con tu presencia, ¡los vínculos se hacen más fuertes!
El primer baño de tu hijo
  • Los baños de esponja pueden ser más recomendables durante las primeras semanas.  Utiliza una esponja limpia y tibia o una toalla húmeda. Limpia sus manos, cara y área genital con cuidado. 
  • Mantén el baño y el agua tibios.
  • Opuesto a la creencia popular, los recién nacidos no necesitan bañarse a diario. 
  • El uso exagerado de jabones fuertes, e incluso de agua de la llave, pueden dañar el desarrollo de la piel del recién nacido. Busca limpiadores con pH neutro o jabones suaves diseñados especialmente para bebés y utilízalos en las primeras semanas
  • Es alarmante sostener una criatura pequeña, mojada y escurridiza. Esto necesita práctica y confianza. Mantente tranquila y asegúrate de sujetar bien a tu bebé. 
Tips para un baño seguro 
  • Nunca dejes a tu bebé sin atención. Ni siquiera por un minuto. Si llaman a la puerta o el teléfono suena, saca a tu bebé del baño y llévalo contigo.
  • Nunca pongas a tu bebé en la bañera cuando sigue saliendo el agua. 
  • Asegúrate de que el agua esté a 49°C. Tu bebé puede tener quemaduras de tercer grado si el agua está a una mayor temperatura. 
Cómo bañar a tu bebé 
  • Lávate las manos. Dispón todos los artículos necesarios para el baño y junta por lo menos una toalla limpia, un pañal limpio y la ropa. 
  • Llena la tina con agua tibia. Pon unas cuantas gotas de jabón para bebé. 
  • Trae a tu bebé al baño y desvístelo completamente. 
  • Gradualmente mete a tu bebé en la tina, primero los pies, utiliza una mano para apoyar su cuello y cabeza. Vierte contenedores con agua de la tina sobre tu bebé regularmente durante el baño para que no se enfríe. 
  • Mientras lo bañas, usa tus manos o una toalla, de arriba para abajo, por adelante y por atrás. Lava su cuero cabelludo con una toalla húmeda y enjabonada. Utiliza bolas de algodón húmedas para lavar sus ojos y cara. Si se ha juntado mucosidad seca alrededor de los huecos de la nariz de tu bebé, dale toquecitos para suavizarla antes de limpiarla. 
  • Enjuaga a tu bebé completamente, después levántalo de la bañera con una mano sosteniendo su cuello y cabeza, y con otra mano sosteniendo sus nalguitas, con tu pulgar e índice alrededor de un muslo (los bebés son escurridizos cuando están mojados).
  • Envuelve a tu bebé en una toalla con capucha, dale palmadas para secarlo y después pónle el pañal. Después envuélvelo en una toalla seca, y abrázalo aproximádamente durante 10 minutos para mantenerlo tibio. Quizá quieras aplicar loción suave o crema después del baño.
Cambiar pañales 
  • Cambia los pañales regularmente, ya que la orina o las heces pueden causar dermatitis por el pañal.
  • Los bebés tienden a defecar varias veces al día y a orinar cada cierto número de horas. Los pañales desechables son muy absorbentes, por lo que es bueno checar regularmente si está mojado.
Prepararlo para el cambio:
  • Un área de cambio segura con una superficie lavable. 
  • Un pañal limpio
  • Un bote o bolsa para desechar el pañal sucio.
  • Toallas húmedas o bolas de algodón y agua tibia. 
Pruebas y chequeos
En las primeras horas de la vida de tu bebé, él habrá experimentado una serie de pruebas para asegurar que está saludable y bien.
  • APGAR – un método simple, sin dolor y efectivo utilizado para medir la salud de tu bebé. Se le califica con base en:
    Apariencia, Pulso, GestosActividad y Respiración.
    • Los bebés que marcan entre 8 y 10 están en excelente condición.
    • Aquellos que califican entre 5 y 7 están en mediana condición y pueden requerir ayuda para respirar. 
    • Aquellos que califican abajo de 5 están en muy mala condición y requieren ayuda inmediata.
  • Prueba de sangre – Se lleva a cabo antes de que tu bebé tenga una semana de edad, la sangre es analizada para detectar deficiencia de una enzima (fenilcetonuria), deficiencia de tiroides, desorden de célula falciforme y fibrosis quística (una condición que afecta a los pulmones y sistema digestivo).
  • Exámenes de Cabeza a Pies: - Tu doctor checará la cabeza de tu bebé, orejas, y ojos, boca, corazón, pulmones, genitales, piel, manos y pies, columna vertebral, caderas y reflejos. 
email
email
email
email
Gracias por tu interés en los productos Friso.
Si tienes una pregunta, duda o comentario respecto a nuestros productos, servicios o la compañía, por favor llena esta forma.
Newsletter
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
phone icon
LÍNEA DE ATENCIÓN FRISO +52(33)36781600
Horario de oficina: Lunes a viernes de 9 a.m a 5 p.m