Enriquece tu viaje con valiosos tips y consejos. Selecciona la etapa abajo para descubrir más sobre el crecimiento de tu hijo..
TU EMBARAZO
Artículos de interés
Artículos de interés
side banenr gradient
¿Cuáles frutas deben evitar las madres embarazadas?
Las mujeres embarazadas tienden a tener antojos por frutas que son un poco dulces y ácidas. Esto está bien mientras estés consciente de las propiedades de las frutas, escógelas cuidadosamente. Como ejemplo, las madres embarazadas que son anémicas deben reducir la granada y los chabacanos.

Otras frutas

Algunas de ustedes pueden tener la percepción de que las frutas son ricas en nutrientes que no causarán subir de peso. Comer muchas frutas puede, incluso, ayudar al bebé a tener una complexión saludable. Sin embargo, además del 90% de agua, las frutas también contienen glucosa, fructosa, sacarosa y vitaminas. Estos azúcares pueden ser fácilmente digeridos, y la fructosa y glucosa pueden ser convertidos en triglicéridos, un tipo de grasa que fácilmente conduce a la ganancia de peso y colesterol alto en la sangre. Por ello, las madres embarazadas no deben comer más de 300 gramos de frutas al día.

 

Artículos de interés
Las madres embarazadas no deben consumir refrescos de cola
La mayoría de las madres saben que beber alcohol durante el embarazo es malo para el desarrollo fetal, por lo que en situaciones sociales, tienden a sustituirlo con refrescos de cola. Pero de hecho, las madres en los primeros 90 días de embarazo deben evitar tomar refrescos de cola, ya que la mayoría de ellas contienen sustancias tales como cafeína y clonidina, los cuales son estimulantes fuertes de los que se ha demostrado que causan deformidades en experimentos animales.

Consumir una gran cantidad de estas bebidas incrementa tu ingesta de cafeína y clonidina, lo cual estimula el sistema nervioso central, resultado en irritabilidad, respiración y corazón agitado, insomnio y otras reacciones negativas. Ya que la cafeína en el cuerpo de la madre puede atravesar la placenta, el desarrollo de los huesos de tu pequeño y otros órganos principales también pueden verse afectados causando bajo peso al nacer.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos recomienda que las mujeres embarazadas limiten su ingesta de cafeína a un máximo de 300 mg/día. Por lo tanto, si es posible, las mujeres embarazadas deben evitar beber café fuerte. Además, ciertas bebidas de cola contienen sustancias de fósforo, colorantes y saborizantes que afectan el crecimiento y la calcifcación de los huesos. En pocas palabras, las mujeres embarazadas deben evitar estas bebidas y tomar agua al temperatura ambiente o agua mineral en su lugar, como su fuente principal de hidratación. 
¿Cuáles frutas deben evitar las madres embarazadas?
Las mujeres embarazadas tienden a tener antojos por frutas que son un poco dulces y ácidas. Esto está bien mientras estés consciente de las propiedades de las frutas, escógelas cuidadosamente. Como ejemplo, las madres embarazadas que son anémicas deben reducir la granada y los chabacanos.

Otras frutas

Algunas de ustedes pueden tener la percepción de que las frutas son ricas en nutrientes que no causarán subir de peso. Comer muchas frutas puede, incluso, ayudar al bebé a tener una complexión saludable. Sin embargo, además del 90% de agua, las frutas también contienen glucosa, fructosa, sacarosa y vitaminas. Estos azúcares pueden ser fácilmente digeridos, y la fructosa y glucosa pueden ser convertidos en triglicéridos, un tipo de grasa que fácilmente conduce a la ganancia de peso y colesterol alto en la sangre. Por ello, las madres embarazadas no deben comer más de 300 gramos de frutas al día.

 

Consejos útiles de alimentación durante el embarazo

Una dieta bien balanceada y nutritiva en el embarazo te beneficia a ti y a tu bebé. No sólo le ayuda a tu bebé a desarrollarse bien en el vientre, también puede aliviar los malestares del embarazo tales como vómito, acidez, mareos y náusea. Checa tus necesidades nutricionales, etapa por etapa:

Primer Trimestre (Concepción - 12 semanas)

Durante el primer trimestre, tu bebé se está desarrollando rápidamente desde sólo unas cuantas células (embrión) hasta una apariencia casi humana con ojos, orejas, dedos de pies y manos, órganos vitales y genitales. Puedes experimentar una serie de malestares del embarazo mientras tu cuerpo se ajusta a un aumento súbito de hormonas y cambios, tales como vómito, micción frecuente, acidez, antojos y aversión a alimentos, náusea, mareo y fatiga. 


Para combatir los malestares en las primeras etapas de embarazo, come alimentos ligeros frecuentemente y ricos en fibra. Las frutas y refrigerios saludables con cierto sabor ácido (sabores cítricos) pueden ayudar a disminuir la náusea. Evita endulcolorantes artificiales y alimentos picantes y grasosos. También es tiempo de que dejes de fumar y beber alcohol, y reducir drásticamente las bebidas con cafeína. Si experimentas malestares severos, busca atención médica inmediatamente.

 

Segundo Trimestre (13 - 28 semanas)

Desde las 13 semanas hasta las 28 semanas, tu bebé habrá desarrollado órganos completamente funcionales, músculos y el sistema nervioso. Una vez que estés en tu segundo trimestre, ciertos malestares tales como náusea y fatiga deben cesar, mientras que tu panza crece prominentemente cada día. 


Consume alimentos que son altos en proteína tales como nueces, semillas, carne roja magra, pollo, pescado, leche pasteurizada y productos lácteos. También, incluye grasas saludables y aceites como los ácidos grasos mono y poliinsaturados (Omega-3 y Omega-6) en tu dieta, los cuales pueden encontrarse en ciertos aceites vegetales (aceite de palma roja, aceite de oliva), nueces, semillas, pescado y mariscos.

Tercer Trimestre (29 a 40 semanas)

Los órganos de tu bebé deberán estar formados y funcionando completamente, y mientras crece cada semana, su peso pondrá presión en tus órganos, causando que experimentes falta de aire y micción frecuente y, un incremento en el apetito. 


Como las necesidades nutricionales de tu bebé aumentan, necesitarás muchas proteínas, ácido fólico, calcio, hierro y vitaminas para una nutrición completa. Un aumento adecuado de nutrientes y la correcta proporción de carne y verduras pueden prevenir sobrepeso materno o fetos de mayor tamaño que causan distocia (parto anormal, lento y difícil). Ten en cuenta que las necesidades nutricionales de cada madre y cada bebé pueden ser diferentes, por lo que es importante realizar pruebas prenatales regulares para asegurar que tú y tu bebé se están desarrollando de forma segura y saludable.

Doce buenos hábitos para las madres embarazadas
¿Existen algunos trucos para criar un bebé sano durante el embarazo? Si puedes apegarte a los siguientes hábitos de vida, puedes sentirte cómoda a través de la aventura del embarazo y dar a luz a un niño saludable y adorable.


No trates de perder peso y no subas mucho de peso

¿Por qué?
El periodo del embarazo no es un momento para perder peso. Si las madres embarazadas tratan de mantener su figura al comer menos, el feto no obtendrá una nutrición balanceada como debería. Además, cuando la defensa natural de las madres no es lo suficientemente fuerte, pueden resfriarse fácilmente y dañar la salud del bebé.

¿Cómo?
De acuerdo a los ginecólogos, la mejor manera de controlar el peso de tu cuerpo es mantener tu peso en el rango ideal antes del embarazo. Para madres con sobrepeso durante el embarazo, traten de reajustar su dieta al reducir alimentos altos en calorías y altos en grasas, e incrementar las frutas y verduras. El sobrepeso conduce a una presión alta, diabetes mellitus gestacional y otras complicaciones relacionadas al embarazo. Sin embargo, a las mujeres embarazadas se les sugiere buscar consejos de nutriólogos más que intentar perder peso utilizando métodos no seguros.1


Sé más activa

¿Por qué?
Sin la cantidad adecuada de actividad física y ejercicio durante el embarazo, tu metabolismmo podrá hacerse lento, tu estamina puede disminuir, y las calorías no serán utilizadas. Eventualmente esto conducirá a ganar peso. Los ginecólogos opinan que el ejercicio adecuado mejora las funciones cardiovasculares y la fuerza muscular de las mujeres embarazadas, beneficiando a la madre y al feto.

¿Cómo?
Mientras no sufras de enfermedades específicas, es mejor hacer ejercicios simples todos los días, tales como caminar y estirarte. También puedes buscar ayuda de un entrenador especialista en mujeres embarazadas, o ser parte de más actividades diversas como nadar, yoga o baile.


No trabajes en exceso

¿Por qué?
Trabajar en exceso puede causar sangrado o abortos espontáneos temprano en el embarazo, y un feto bajo de peso o un parto prematuro en medio del embarazo. También puede dañar la salud de la madre.

¿Cómo?
Si las madres experimentan malestar o presión en el vientre, descansa en cama inmediatamente. En caso de cualquier sangrado o contracciones uterinas, busca atención médica inmediatamente. Además del cansancio físico, las embarazadas deben de evitar el estés sicológico (por ejemplo el estrés del trabajo) durante el embarazo. Para afrontar esto, descansa, y reduce tus exigencias y expectativas durante este periodo de tiempo.


Mantén un estado de ánimo positivo

¿Por qué?
De acuerdo a los médicos, los estados de ánimo pacíficos y felices ayudan a las mujeres embarazadas a mantener un cuerpo saludable y estable. En contraste, si las mujeres se ponen emocionales y agitadas, su corazón late más rápido y la circulación sanguínea fluctúa. Ambas situaciones afectarán indirectamente al feto.

¿Cómo?
Cada vez más gente se preocupa más por el cuidado prenatal, sin embargo; los expertos recomiendan mantener un estado de ánimo positivo mientras se anticipa la llegada de tu pequeño, lo cual ayudará a tener un embarazo y parto tranquilo. Tu futuro hijo estará más sano y desarrollará un buen temperamento.


Abstente de fumar o beber

¿Por qué?
Los cigarros y el alcohol son los "grandes NOs" de las mujeres embarazadas. Esto es debido a que inhalar humo puede provocar un bajo peso en los bebés, partos prematuros, partos de bebés muertos, u otros efectos adversos. El alcohol, por su parte, puede causar retrasos en el crecimiento del feto, desarrollo anormal del sistema nervioso central y deformidades físicas.

¿Cómo?
Las madres que solían fumar o beber deben dejarlo durante el embarazo. Además el humo debe ser evitado donde sea posible. Muchos de nosotros somos afectos al café o al té, los cuales también pueden causar consecuencias negativas, como inquietud en el feto. Por ello, es mejor evitar estas bebidas también.


Come muchas frutas y verduras para evitar el estreñimiento

¿Por qué?
El estreñimiento es uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan las mujeres embarazadas. Una de las principales razones es la presión ejercida por el útero expandido en tus intestinos, limitando los movimientos intestinales. Además, los cambios en la secreción de hormonas también generan estreñimiento. Finalmente, la mayoría de las mujeres embarazadas se vuelven menos activas durante el embarazo, lo cual empeora el problema.

¿Cómo?
Los médicos consideran que suficientes frutas, verduras e ingerir agua diariamente son esenciales durante el embarazo. Además, la cantidad correcta de ejercicio ayuda a promover los movimientos intestinales. Para aquellas que enfrentan problemas severos de estreñimiento, busquen atención médica para las prescripciones adecuadas en vez de tomar laxantes por tus propios medios. Al evacuar, házlo con gran cuidado, no te esfuerces mucho. Esto evitará un peligro de parto prematuro.


Utiliza ropa cómoda

¿Por qué?
En la cuarta y quinta semana de embarazo, es momento para que las madres consideren renovar su armario. La ropa de maternidad o vestidos son opciones adecuadas porque la ropa ajustada podrá provocar incomodidad y limitar tus movimientos.

¿Cómo?
Muchas mujeres embarazadas tienden a sudar más, por lo que los materiales absorbentes y ligeros son tu mejor opción. Además de una renovación en el guardarropa para más ropa, tu ropa interior quizá deba ser cambiada respecto a los cambios de la forma de tu cuerpo. Ya que la seguridad es tu principal prioridad, evita usar zapatos con tacones altos, y cambia a zapatos bajos o planos. Esto también ayudará a prevenir dolores de espalda.


Lee libros acerca del embarazo y crianza que te brindarán más detalles.

¿Por qué?
Convertirte en madre no es ciertamente el trabajo más fácil, por lo que es natural que las madres embarazadas se preocupen por varios problemas en las primeras etapas del embarazo. Muchas madres primerizas también experimentan miedos acerca de la llegada de sus recién nacidos, sintiéndose perdidas acerca de cómo criar a un hijo saludable.

¿Cómo?
Lo mejor que puedes hacer es leer tantos libros y revistas relevantes como puedas, o ser parte de clases de preparación para mamás embarazadas. Esto deberá ayudarte a pasar la prueba y convertirte en una gran mamá.


Revisiones prenatales regulares

¿Por qué?
La práctica más básica y también la más importante durante el embarazo es acudir a revisiones prenatales con el doctor. Estas revisiones ayudan a monitorear el crecimiento y cambios del feto, mientras identifican precauciones necesarias. Las revisiones regulares también ayudan con una detección temprana de cualquier anormalidad o problemas que se necesiten abordar.

¿Cómo?
Si tienes cualquier duda o pregunta acerca de tu embarazo y parto, escríbelo con anticipación y menciónalas durante la cita con el doctor. Los exámenes de ultrasonido, los cuales son llevados a cabo en las revisiones prenatales, son una buena manera para los papás primerizos de formar un vínculo más íntimo con su pequeño.


Mantén patrones regulares de sueño y evita estar despierta hasta tarde

¿Por qué?
Estar despierta hasta tarde afecta negativamente nuestras defensas naturales, fuerza física, y complexión. Para mantener un cuerpo saludable para nutrir a un feto saludable, las mamás embarazadas deben mantener patrones regulares de sueño.

¿Cómo?
Duerme lo suficiente, no estés despierta hasta tarde y mantén una dieta saludable y balanceada. Estos son buenos hábitos diarios de vida que deben ser mantenidos especialmente durante el embrazo. Más importante, el insomnio, los dolores de cabeza y otros pequeños problemas pueden ser evitados.


Nota los movimientos fetales

¿Por qué?
Las mujeres embarazadas pueden comenzar a sentir movimientos fetales alrededor de las 18 - 20 semanas de embarazo. Es un índice de referencia útil para monitorear el bienestar de tu hijo, su desarrollo y progreso. Durante las 28 - 38 semanas, los movimientos fetales serán más aparentes. Por consiguiente, las madres deben poner más atención en los movimientos del feto desde el séptimo mes en adelante.

¿Cómo?
En principio, el rango normal de movimientos fetales es por lo menos 3 veces por hora, o 30 - 40 veces cada 12 horas. Si detectas una reducción drástica en los movimientos fetales, o periodos prolongados de inactividad, busca atención médica inmediatamente.


Cuidado de la piel

¿Por qué?
Durante el embarazo, debido a varios cambios en el cuerpo materno, la secreción de seborrea/grasa en la piel se convierte más activa, y la piel del rostro de las mamás tenderá a ser más aceitoso, lo cual puede causar problemas de acné.

¿Cómo?
En casos severos, puedes cambiar de productos para el cuidado de la piel, o incluso buscar el consejo de dermatólogos.


Referencias:
¡Excelentes noticias acerca de los aeróbics acuáticos que las mujeres embarazadas deben saber!
Ayudando al desarrollo de las células cerebrales de tu hijo

Según datos de una Asociación de Ejercicios Acuáticos, la resistencia al agua es cerca de 12 - 15 veces más que la resistencia en tierra firme. El ejercicio en tierra firme es más estresante para las mujeres embarazadas debido a la gravedad, y también se es más propensa a sufrir lesiones en las articulaciones. En vez de ejercitarte en tierra firme, los aeróbicos acuáticos te dan una intensidad de ejercicio similar a las mancuernas u otras herramientas del ejercicio, gracias a la resistencia del agua. Ésta mejora la fuerza muscular de diversas partes del cuerpo sin presionar tus articulaciones. Además, cuando tu pecho está bajo el agua, la capacidad del corazón puede incrementar en un 27 - 30% en comparación con tierra firme. La contracción del corazón se vuelve más fuerte, incrementando la capacidad pulmonar y el nivel de oxígeno en la sangre. Los expertos creen que es bueno este tipo de ejercicio durante el embarazo porque ayuda a activar el desarrollo celular cerebral del feto, y al mismo tiempo previene lesiones en las madres embarazadas.

 
Vamos a revisar la tendencia popular entre las mujeres embarazadas en el extranjero.
Un instructor profesional de aeróbicos acuáticos ha expresado que este ejercicio ha sido popular en el mundo entre las madres embarazadas por muchos años por varias razones. Con la flotabilidad dentro del agua, hasta las madres que están en las últimas etapas del embarazo pueden practicar aeróbicos acuáticos, incluyendo algunos movimientos de brincos ligeros, sin ejercer mucha presión. Al mismo tiempo, los aeróbicos acuáticos entrenan de forma efectiva sus muslos, brazos y varios músculos gracias a la resistencia del agua. Finalmente, esta forma de ejercicio también protege tus huesos.

Beneficios del ejercicio durante el embarazo
  1. Alivia efectivamente los malestares del embarazo:
    Los aeróbicos acuáticos entrenan y fortalecen los músculos de tu abdomen, espalda, pecho, caderas y piernas, ayudando a las madres embarazadas a mantener su peso y el funcionamiento cardiovascular, para aliviar dolores de espalda mientras previene problemas como venas varicosas y edema.
  2. No debes saber cómo nadar:
    Los aeróbicos acuáticos no implican sumergir la cabeza en el agua, ¡por lo que las madres que no saben nadar también pueden practicarlos!
  3. Sin incomodidad de sudoración:
    Para aquellas a las que no les gusta una sudoración extrema después del ejercicio, estos ejercicios en el agua te dejan libre de incomodidades por sudoración.
  4. Los pasos del ejercicio aeróbico para mujeres embarazadas son fáciles de aprender, incluyendo empujar de atrás hacia adelante y, de izquierda a derecha y, estiramientos de brazos; marcando el tiempo, ligeros brincos, levantar las piernas, patear, patadas de rana y otros. Las mujeres en las últimas etapas del embarazo también pueden practicar estos pasos.
Haz que los miembros de tu familia te acompañen, ya que tu seguridad siempre es la prioridad.

Los instructores de aeróbicos acuáticos sugieren que las mujeres embarazadas pueden llevar a cabo aeróbicos acuáticos bajo recomendación médica, si su embarazo es estable. Mientras que no haya rompimiento de la fuente, sangrado o dolor de la parte baja del abdomen, las mamás en su último periodo del embarazo pueden continuar con la práctica de este ejercicio. 

A pesar de que los pasos de los aeróbicos acuáticos son muy simples, es recomendable llevar a cabo este ejercicio bajo supervisión de instructores profesionales, personal médico, o miembros familiares. Recuerda que la seguridad siempre es tu prioridad, trata de acudir a albercas que están destinadas a mujeres embarazadas. Si eliges ir a una alberca pública, mantén distancia de las aglomeraciones y utiliza calzado anti-derrapante todo el tiempo para evitar resbalarte.

Sé parte de clases de aeróbicos acuáticos diseñados para madres embarazadas

Las clases de aeróbicos acuáticos para mujeres embarazadas se llevan a cabo en albercas con el agua a una temperatura de 29 - 30 °C, misma que es la más apta. Una temperatura más baja puede causar fácilmente una contracción uterina, provocando la necesidad frecuente de orinar. Peor aún, los viajes frecuentes entre la alberca y el baño inevitablemente te pondrán en gran riesgo de resbalarte. Además, podrás resfriarte fácilmente debido al cambio de temperatura entre el agua y el área de la alberca.
Cuida tu peso durante el embarazo
Durante el embarazo, las mujeres incrementan su dieta para proveer los nutrientes adecuados a su pequeño. Algunas madres asumen que comer en exceso puede beneficiar al desarrollo del feto, pero de hecho, comer de más puede ser más dañino que benéfico.
Comer en grandes cantidades puede causar un desequilibrio en la dieta y un aumento excesivo de peso. Esto puede llevar a una serie de problemas de salud, incluyendo dolor de espalda, venas varicosas, fatiga, hipertensión gestacional (hipertensión inducida por embarazo) y diabetes mellitus gestacional, entre otras complicaciones. Los bebés con sobrepeso pueden causer partos vaginales difíciles, e incrementan las probabilidades de parto por cesárea.

Aquí hay 10 consejos para cuidar tu peso durante el embarazo:
  1. Lleva en casa un control de tu peso y revísalo regularmente. No debe haber un incremento agudo o reducción en el peso durante el embarazo, ya que puede afectar el desarrollo de tu bebé.
  2. Mantén un programa de comida saludable. Si prefieres, come ligero y frecuente 6 veces al día.
  3. Recuerda masticar y tragar lentamente cuando comas y no devores, ya que puede causar que tu estómago trabaje de más y eso es malo para la digestión.
  4. Reduce la comida chatarra. Es especialmente fácil que las grasas se acumulen en el cuerpo cuando la energía no está siendo usada.
  5. Evita usar platos grandes porque tenderás a comer en exceso. Intenta usar platos más pequeños o implementa un sistema de porciones individuales para medir tu ingesta de comida.
  6. No te forces para acabar con los sobrantes de las comidas familiares ya que puede causar sobrepeso.
  7. Come más verduras verdes, ya que son una fuente rica de vitaminas, y permiten la absorción de calcio, hierro y fibra, previniendo el estreñimiento.
  8. Reduce la cantidad de comidas grasosas, y come alimentos que son ricos en proteínas y vitaminas.
  9. Reduce la cantidad de azúcar y cuida tu ingesta diaria de éste en comidas y bebidas.
  10. Evita tomar bebidas alcohólicas.

Tips para una buena noche de sueño
Durante el embarazo, quizá alguno de ustedes se preocupe demasiado acerca del futuro de su pequeño, tanto que la calidad de su sueño se deteriore. Si esto pasa, es necesario detectarlo tan pronto como sea posible, ya que un buen sueño nocturno es muy importante para las mujeres embarazadas. 

Los doctores recomiendan que una mujer embarazada se duerma antes de las 10 p.m. y acumule 8 - 9 horas de sueño cada noche, manteniendo una rutina regular de dormir-despertar. La calidad óptima del sueño es más importante entre las 11 p.m. y las 2 a.m. 

"Sé que la buena calidad del sueño es importante tanto para mí como para mi bebé, pero durante la última etapa del embarazo, me es muy difícil dormir bien." Esta es la queja común de muchas madres embarazadas. Mientras que tu hijo crece, muchos factores afectan el sueño. Se hace difícil cambiar tu posición para dormir, volteándote de un lado al otro, y si duermes sobre tu estómago no podrás hacerlo más. También experimentarás dolores de espalda y calambres en las piernas, y tu pequeño en el vientre se volverá más activo cada día, lo cual no ayudará. ¿Qué puedes hacer para tener un sueño de calidad?

Una postura apropiada al dormir
Además de las horas de sueño, tu postura al dormir juega un papel importante en determinar la calidad de sueño. Por ejemplo, en la posición sobre la espalda, el útero expandido ejerce presión en uno de los vasos sanguíneos principales de tu abdomen, afectando el abastecimiento de sangre para el crecimiento de tu bebé. Esta posición también oprime la vena que lleva la sangre a la mitad inferior de tu cuerpo, lo que significa que menos sangre viaja hacia tu corazón. Como resultado, tus extermidades inferiores pueden experimentar venas varicosas o edemas. La alternativa más recomendada es dormir sobre tu lado izquierdo. Esto es porque el útero gira hacia la derecha durante el embarazo, por lo que dormir sobre tu lado izquierdo reduce la presión en el tubo urinario derecho y riñón, reduciendo el riesgo de infecciones. Ya que es difícil mantener una sola posición al dormir a lo largo de la noche, cambiar de lado puede funcionar.

Sábanas cómodas
Las "herramientas" adecuadas ayudarán a hacer una gran diferencia en la calidad de tu sueño. Las madres embarazadas deben evitar colchones que sean muy suaves. Se recomienda que duermas en camas con resortes o camas duras que sean amortiguadas con un cojín de algodón de 9 mm de grosor, con almohadas que tengan la suavidad y grosor correctos. Busca cobertores más cómodos que sean más ligeros que las cobertores tradicionales. Además en el mercado hay mucha ropa de cama diseñadas específicamente para mujeres embarazadas. Pide a tu médico una recomendación sobre estos productos.

Condiciones confortables en el interior
El rango de temperatura más apropiado para las madres embarazadas es de 17 - 23°C. Las temperaturas extremas afectará el funcionamiento del sistema nervioso autónomo. Esto ralentiza tu coordinación y reacción, y puedes enfermarte más fácilmente. Con respecto a la humedad, el rango apto es alrededor de 40 - 60%. Si el clima cambia a húmedo o seco, las plantas en macetas pueden ayudar a regular la humedad interior. Un purificador de aire interior puede ser útil para tus aparatos domésticos, ya que ayuda a purificar y desinfectar el aire regularmente. Por ejemplo, una lámpara esterilizadora pequeña de 300 watts UV-Ozono puede eliminar el 90% de las bacterias en el aire en aproximadamente una hora. Alternativamente, la fumigación del cuarto con ácido acético o vinagre también puede desinfectar el aire del interior.

Antes de dormir
  1. La urgencia frecuente de orinar significa más viajes al baño, en el día o en la noche. Por lo que trata de no tomar mucha agua o sopa antes de dormir.
  2. Evita alimentos y bebidas con mucha azúcar (por ejemplo miel, jugo de fruta), cafeína (por ejemplo café, bebidas de cola, té y chocolates), sal y que contengan alcohol. La cafeína y el alcohol pueden afectar tu sueño.
  3. La leche es nutritiva y buena para el sueño, pero recuerda beberla 2 horas antes de dormir.
  4. Toma una pequeña porción de refrigerios saludables antes de dormir para ayudar a prevenir dolores de cabeza a la mañana siguiente.
  5. El ejercicio regular puede aliviar ciertos síntomas del insomnio y mejorar las etapas profundas del sueño, pero recuerda ejercitarte 3 horas antes de dormir.
  6. Un baño tibio ayuda a expandir los vasos sanguíneos, reduciendo el abastecimiento de sangre al cerebro y órganos internos, lo cual tiene un efecto en la inducción del sueño.
La relación entre qué tan bien comes y qué tan bien duermes
  1. Hacia el final del embarazo, las madres embarazadas experimentarán a menudo calambres en las piernas, afectando su calidad del sueño. El calcio, el magnesio, y los suplementos de vitaminas B deben tomarse para ayudar a aliviar estos problemas. Por ejemplo, beber leche tibia antes de dormir ayuda a calmar los calambres.
  2. Asegúrate de comer muchas verduras y frutas que son altas en fibra y vitamina C. Reduce las proteínas animales y otros alimentos como pan blanco de almidones refinados, arroz blanco y dulces, para evitar el insomnio.
  3. Si tu sangre tiene niveles bajos de hierro esto puede fácilmente provocar insomnio, por lo que debes comer alimentos con un alto contenido de hierro como carnes, verduras verdes y mariscos para reponer tus niveles de hierro.
  4. Además de comer pequeñas y múltiples comidas, también puedes complementar con leche en polvo para madres entre comidas cuando sea necesario.
Tips de cuidado
Muchos factores diferentes pueden contribuir en tu insomnio durante el embarazo. Por ejemplo, si es psicológico, intenta dejar ir preocupaciones innecesarias y mantener un estado de ánimo positivo al escuchar música relajante, ver películas agradables o practica técnicas de relajación. También puedes consultar a psicólogos y fisioterapeutas para resolver estos problemas. Por el otro lado, si es físico, busca atención médica inmediatamente sin excusas.
¿Deberían ver televisión las madres embarazadas?
Durante el embarazo, muchas mamás escogen ver televisión como una forma de distracción. Poco saben que el tubo de rayos catódicos (TRC) dentro de la caja de televisión, está lanzando rayos continuamente que son invisibles a los ojos, mientras que algunos de estos rayos son absorbidos por el metal pesado del entorno, algo residual irá hacia ti. Mientras que los rayos emiten muy poca radiación y no debería ser peligrosa, la exposición prolongada a pequeñas cantidades de radiación pueden resultar en una acumulación dañina para la salud del bebé.

Una investigación científica ha probado que la exposición prolongada a pequeñas dosis de rayos-X pueden dañar los cromosomas en nuestras células. Los cromosomas son los que llevan los materiales genéticos que determinan el desarrollo normal de tu bebé. El daño a los cromosomas puede provocar un aborto espontáneo o un nacimiento prematuro, deformidades en el sistema nervioso central del bebé, ojos y huesos, e incluso el parto de un feto muerto. Además, el TRC también lanza una gran cantidad de iones positivos que atraen partículas de polvo en el aire con carga negativa. Este proceso altera el equilibrio de las cargas eléctricas en tu entorno inmediato, causando dolores de cabeza, opresión en el pecho, y otros efectos negativos tanto para la madre como para el bebé. Las partículas de polvo y las bacterias alrededor de la pantalla de TV pueden entrar en contacto con tu piel, lo cual puede ser dañino para madres embarazadas.

Aquí hay algunas sugerencias de los expertos: 
  1. Ve menos de dos horas de televisión al día, y descansa unos minutos cada hora. 
  2. Escoge programas alegres y obsérvalos con una actitud relajada, evitando programas con tramas o escenas demasiado emocionantes. Intenta no involucrarte mucho con los programas que ves.  
  3. Siéntate en una posición cómoda, con una distancia de dos metros o más entre tú y la televisión.
Un buen hábito es siempre enjuagarte la cara después de ver la televisión. 
Entrenamiento dentro del vientre con música
Desde hace mucho tiempo se sabe que escuchar música es benéfico para las madres embarazadas. Los efectos influyen y tranquilizan tanto a la madre como al hijo, y cuando la mamá está emocionalmente saludable, también goza de salud física. La música estimula las células cerebrales y las buenas hormonas, las cuales a cambio son transmitidas al feto en desarrollo. De esta manera los beneficios son dobles. 

La rutina de tocar y escuchar música puede comenzar cuando tu pareja se entere de que está embarazada. Aquí están algunos consejos para que ayudes a tu pareja a disfrutar al máximo su experiencia. 

Encuentra un asiento cómodo. toca algunos tonos clásicos tranquilizadores y haz que ella se relaje y aclare su mente. Por la mente pasa mucho, por lo que realmente tendrás que enfocarte en pasar tiempo juntos a solas. No dejes la música tocando en el fondo mientras realizas tus labores cotidianas - la música relajante no es buena cuando la mente esta todavía bajo estrés. 

Hacer que ella ponga su mano en su abdomen es una buena idea, aún más si la acompañas también. 

Para el quinto mes de embarazo, los nervios auditivos de tu pequeño y órganos se habrán desarrollado lo suficiente que podrá escuchar la voz de tu pareja y el latido de su corazón. Tu pareja puede prepararlo al hacer una ligera presión en su abdomen. Toca música lenta y tranquila para arrullar a tu pequeño. o canciones más rítmicas para estimularlo.
 
Apégate a una selección de música por sesiones de 20 a 30 minutos, dos veces al día. De esta manera, tu pequeño podrá familiarizarse con la música.

Si no tienes un reproductor de música disponible música , tu pareja también puede tararear un tono para el beé. Comienza suavemente para no asustarlo o dañar su oído. Evita la música fuerte con un ritmo rápido, como la música disco y el rock con bajos fuertes y percusiones. El volumen óptimo está entre 75 - 80 decibeles, preferentemente en estéreo. 

Escoge una variedad de canciones relajantes, suaves, alegres y vivas tales como valses, canciones folcóricas y canciones de cuna. La nota C mayor es en particular apropiada para estimular las respuestas emocionales de tu pequeño. Aquí hay una colección de múisca clásica para principantes:
  • "Misa in B Menor" de Bach
  • "Serenade"de Schubert
  • "Claro de Luna Sonata" (1er Movimiento) de Beethoven
  • "Cuatro Estaciones"(Primavera) de Vivaldi
  • "El sueño de una noche de verano Obertura" de Mendelssohn
  • "Lullaby" de Brahms
De manera interesante, los investigacdores han encontrado que los niños también responden bien a la voz profunda y baja de su papá, tanto como a la voz de su mamá. Entonces, ¿por qué no se unen para cantar? además de la música, también pueden hablar más seguido al pequeño en el vientre. Quién sabe, ¡después de que nazca puede responder bien a ti más favorablemente que a su mamá!
5 cosas que deben saber las futuras madres trabajadoras
Es completamente normal trabajar durante tu embarazo a lo largo del tercer trimestre, siempre y cuando recuerdes mantener un balance de tu vida laboral saludable. No hay nada de malo en reanudar el trabajo, por ello te presentamos algunas cosas en las cuales debes poner atención:

Mantente lejos de ambientes laborales peligrosos
Existe una buena razón para ello. Desde las 3 hasta las 8 semanas del embarazo, lo que comes y respiras tendrá un gran impacto en el feto, ya que sus órganos principales se han comenzado a formar. Si siempre estás rodeada de sustancias tóxicas como bencina, mercurio, plomo, cloro y sulfuro de carbono, eres más propensa a poner en riesgo a tu bebé durante esta etapa crucial del desarrollo del feto.

Si estás trabajando constantemente en la computadora, debes ser cautelosa con la radiación electromagnética. Hay una manera fácil de reducirlo y prevenirlo; adquiere un filtro de radiación y colócalo sobre el monitor de la computadora, y asegúrate de mantener lejos de la computadora todos los objetos metálicos, ya que pueden reflejar la radiación.

Acude regularmente a revisiones prenatales 
Además de los chequeos de rutina, debes someterte a una fluoroscopía del pecho, pruebas de hígado y riñones, y una prueba alfa-fetoproteína (AFP) para tener un diagnósico prenatal certero. Conoce más sobre salud y datos del embarazo para que estés bien informada sobre tus condiciones día a día.

Manten una nutrición bien balanceada
Hay momentos en los que quizá seas absorbida por el trabajo que hasta olvides comer, o comas demasiados refrigerios. Pero mientras estás embarazada, siempre debes asegurarte de satisfacer tus necesidades nutricionales diarias por el bien de tu bebé. También puedes alternarlo con leche especial para madres embarazadas para una nutrición óptima.

Apégate a tus horas laborales regulares
Cerca del final de tu embarazo, tu cuerpo está trabajando más para acomodar a tu bebé en desarrollo. Por ello, asegúrate de descansar lo suficiente diariamente. Maximiza tus horas laborales para evitar tiempo extra, lo cual pone en riesgo tu salud y la de tu bebé, algunos estudios demuestran que un trabajo extenuante puede causar partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer y presión sanguínea alta.

Toma dos semanas de descanso antes del parto
Durante las últimas etapas del embarazo, tu bebé se desarrolla rápidamente, por lo que tu cuerpo se someterá a cambios fisiológicos grandes para prepararse para su nacimiento. Darte un descanso del trabajo no sólo ayudará a tu cuerpo a enfrentarlo mejor, tu bebé también se beneficiará de tu estado de salud corporal y mental.

Cuando te sientas incómoda con tu cuerpo o con la cantidad de trabajo que tienes, toma las cosas con paciencia y calma, También ayudará si tu compañeros del trabajo están dispuestos a cubrir tareas que son físicamente difíciles para ti. Si todo lo demás falla, date un respiro y toma pequeños descansos diarios.
email
email
email
email
Gracias por tu interés en los productos Friso.
Si tienes una pregunta, duda o comentario respecto a nuestros productos, servicios o la compañía, por favor llena esta forma.
Newsletter
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
Mantente al tanto
Ingresa
phone icon
LÍNEA DE ATENCIÓN FRISO +52(33)36781600
Horario de oficina: Lunes a viernes de 9 a.m a 5 p.m